ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS
  • Tiendas
  • Moneda
ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS ENVÍOS A TODO EL MUNDO - 3 CUOTAS SIN INTERÉS

 

En 2007, Vik y Pablo recibieron un regalo que les cambiaría la vida. El regalo, era una hoja en blanco.

La historia cuenta que un cliente de su pequeña agencia de comunicación (tan pequeña que solo los tenía a ellos dos como empleados) les había encomendado el diseño y la producción de una serie de piezas de papelería; pero a último momento decidió eliminar una de ellas. Esa modificación dejó un espacio en blanco en el pliego de imprenta, que fue ofrecido sin costo, como un regalo.

La oportunidad estaba literalmente sobre la mesa en la forma de un papel recortado en la medida exacta disponible. Solo había que decidir qué hacer con ella.

Pablo pensó que era el tamaño perfecto para las tapas de un cuaderno. Vik creyó que sería divertido que fuera diferente a los que conocía hasta el momento. Pablo sugirió que sea ilustrado. Vik recordó que los diseñadores, ilustradores y artistas estaban a la caza de paredes en blanco donde pintar murales, y pensó que "este" espacio en blanco podía convertirse en un puente que uniera su talento con aquellos que buscaban optimismo e inspiración en su vida cotidiana.

Pablo sintió que esta podía ser la oportunidad que estaban buscando para redireccionar su proyecto hacia un lugar de mayor libertad creativa. Vik intuyó que algunas prácticas del mundo editorial podían transformar a esta pequeña idea en un negocio innovador y sustentable. Todo esto sucedió en apenas segundos.

Sin necesidad de fundamentar sus ideas frente a nadie, ambos se sumergieron en esa hoja con total libertad, dibujando y diseñando en conjunto su primer cuaderno "de autor", bajo un concepto que resumía la emoción que los acompañaba: Live the Love, o en español "vivir el amor". La historia tiene otros detalles que explican porqué se les ocurrió llenar de arte y de contenidos inspiradores productos de la vida cotidiana (cuando nadie más lo hacía); por qué eligieron ser una editorial aunque harían mucho más que libros; y cómo crecieron tanto en forma independiente (spoiler alert, no fue fácil: durante unos cuantos años sostuvieron su trabajo como agencia, en paralelo, para pagar las cuentas). Pero esos detalles son secundarios: en los años siguientes las formas de hacer fueron mutando, los vínculos creciendo, las oportunidades multiplicándose.

Lo que al día de hoy aún no ha cambiado es la emoción al momento de decidir qué es lo próximo a crear; la complicidad de hacerlo en equipo, las ganas burbujeantes de intercambiar ideas; la urgencia por embellecer lo posible; la necesidad de defender el amor por el hacer y el hacer con amor.

Y sobre todo ese deseo, profundo y valiente, de ser libres para crear.

 

Tu historia con Monoblock

¿Cuál fue tu primer cuaderno Monoblock? ¿Qué fue lo que creaste en él? Sabemos que hay coleccionistas que pueden exhibir con orgullo "primeras ediciones", ¡algunas de ellas aún inmaculadas! Y aunque nos emociona el gesto de querer conservar ese momento precioso por siempre, alentamos a todas las personas a rebelarse contra cualquier sentimiento que retenga su impulso de expresarse sobre una hoja en blanco.

Entre las dos tapas de tu cuaderno no hay ningún mandato que cumplir.

Creamos cuadernos, libretas, agendas y planificadores para darle un soporte bello e inspirador a tus proyectos e ideas. No se trata únicamente de un buen papel o un diseño "con estilo": lo pensamos más bien como un objeto mágico impregnado del amor y el coraje del artista, que tiene por misión despertar y acompañar tus ganas de crear.

Parte de nuestro trabajo se enfoca en el cuidado del tiempo porque creemos que es realmente el recurso más valioso y definitivo: el uso que hagamos de él, impacta directamente en nuestras posibilidades de crear cosas extraordinarias para y en el mundo.

También editamos libros que proponen viajes de transformación e impulsan tu práctica creativa, así como múltiples y diversos objetos para embellecer y llenar de arte tu vida cotidiana. Todo este universo es nuestro patio de juegos, las herramientas que diseñamos entre todos para potenciar y expandir nuestro hacer, nuestra expresión personal. Todo lo que hacemos adquiere su verdadero sentido en las manos de las personas —¡creativas por derecho de nacimiento!— que les dan vida.

Monoblock forma parte de muchísimas historias de creatividad, emprendedorismo, crecimiento personal, incluso historias de amor. ¿Te animás a compartir tu historia con nosotros?